Jueves, 11 de septiembre de 2008
Era el día de su actuación tenia un par de monólogos muy guapos no tenía muy claro cual escoger. Ese cosquilleo en el corazón lo tenía cada vez mas presente, hasta que al final se sentó. Miró un par de veces al público y empezó a soltar su historia divertida. 

  “Pues si señores les tengo que decir que ayer me picó un mosquito y como veo que son buena gente, les diré más el mosquito y yo al final nos hicimos amigos. Si hombre por que hay mucha gente que el pica el animal y va y lo aplasta. Que virtud? que gracia tiene eso?, ninguna, sobre todo para el insecto. Que esta ahí aplastado diciendo cabrón que solo te chupado un poco de plasma. Yo en cambio como soy muy listo me dispuse a hablar con el. Preparé todo la silla de muñecas de mi hija con su mesita y una tacita de gota de mi sangre. Sisi todo muy preparado pero va el tío y me pica, mira que lo tenía todo muy bien preparado…gracias señora…una señora del público que sabe lo que significa que se dejen el plato lleno en su casa, un aplauso por ella. 
Pues como decía que empiezo hablar de otras cosas y no me centro si estaba hablando de chupa sangres… banqueros…el jefe…a si el mosquito. Es que miren hago un poco de mnemotécnica para recordar las cosas y sin quererlo siempre me salen esos sinoni…esas palabras. Pues eso que va que me pica y mira que dispuse a romper esa velada por una tontería, no estaba enamorado del mosquito que quede claro. Pero como yo soy muy previsor me traje conmigo un caza mariposas para a ver si lo pillaba, por que yo iba dispuesto ha hacer una conversación sincera entre mosquito y humano. Lo que me costó pillar el bicho. Pues imagínate la imagen yo como un loco por toda la casa intentado coger al animal, que yo para mí que  el animal pensaba -joder si que le ha dolido la picadura, que el tío este no solo me quiere aplastar si no que antes me quiere coger y pasar el ridículo en una silla de casa de muñecas. Total que cuando por fin lo tuve en el cazamariposas se abrió la puerta. Eran mi mujer y mi hija, pues imaginaos la escena viéndome a mí encima del sofá con un caza mariposas. ¿Y la casa hay la casa?... Como quedo? las sillas por el suelo, el sofá, solo quedó intacta la sillita y la mesa con la taza de la sangre que ya estaba un poco solidita. Yo que les digo mira hija que tu padre quería jugar con las muñecas con el insecto o mira mujer que como estoy de vacaciones hago mis juergas con este insecto. Ahora no me digáis que me acuerde que es lo que vino después bueno haré una poco de mnemotécnica a ver mosquito, aplastado, si cariño, tu padre no esta loco mi niña…Ostras pues que no me acuerdo jaja venga hasta otra.” 


Publicado por Emilio.Lopez @ 10:27  | Relatos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Enrique
Viernes, 30 de enero de 2009 | 3:23
Mmmm...Se le podr?a considerar embajador a este hombre =)
Un saludo!
Publicado por Emilio.Lopez
S?bado, 12 de septiembre de 2009 | 15:53
Si no jaja. Bueno otro de tono humor?stico, o al menos intento.