S?bado, 16 de mayo de 2009

Este artículo tiene relación con otro. Éste es el segundo y el primero es: https://epsley.blogcindario.com/2009/08/00046-el-pasado-0.html

En la posguerra y después de haber salido de la cárcel donde estuvo tres años encerrado, se pasó un par más viviendo con sus familiares en una zona de Valencia. Él y su mujer volvieron donde se conocieron antes de estallar la Guerra Civil Española, en Barcelona. Se fueron a vivir cerca del "Camp de l’Arpa", donde nació su hijo. Su hijo de bebé sufrió un accidente y se cayó de la cuna. A los cinco años de haber nacido el niño, él y su mujer buscaban un hogar porque por aquel entonces (1950) no era una zona muy segura para vivir, por lo que el Ayuntamiento había decidido tirar las casas para remodelar la zona y a cambio darles otra. Así que una madre llena de valor se dirigió a la "Generalitat". Ahí la atendió un señor que vio a la mujer (que por aquel entonces debería tener 33 años) en pleno lloro. Hizo una búsqueda rápida pero eficaz y le dijo que había una zona en la calle del "Paseig Maragall" cerca de "Torre Llobeta", el inconveniente es que era un quinto piso y no tenía ascensor. Ella respondió que eso le era indiferente. Mientras fuera una zona donde poder vivir como si la enviaban a China. El alquiler era de unas 250 pesetas, quizá menos, y luego se le subió el alquiler. Al llegar a casa se lo comentó a su marido. Él la abrazó con ternura y amor. Fue un abrazo que aún ella hoy en día recuerda con alegría y felicidad.


Publicado por Emilio.Lopez @ 11:52  | Reales
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios