Jueves, 11 de febrero de 2010
Había leído algunos cuentos y también lo había leído en un blog de internet. Pero no sabía que habían hecho una algo en versión animada. Estaba con mis hijos y me lo enseño. Era la historia de la gallina que muere y sus hijos tiene que sobrevivir en el bosque. Pero para la versión infantil habían quitado algunas escenas que había leído y eran algo cruentas para que las leyera un chaval de 5 o 8 años. Era más dulce sí, pero no era lo mismo. La gallina era una madrastra la hacían mala y dejaba sus pollitos en el bosque. Pero solo dos. La escena que había leído en el principio del relato que un zorro entra y devoraba a las gallinas no salía. Aquí más bien era la madrastra que los hecha en su suerte. Bueno a mis hijos se rieron, se entristecieron y les gustó. Pero me sorprende esa forma de modificar las cosas. En películas también sucede pensé. Hay películas que el héroe muere. Pero para que no lloremos les cambian el final y sobrevive. O no le suceden cosas tan espantosas. Y ver ese capítulo me dio que pensar. Que niños somos a veces que hasta nos tiene que contentar en las películas.
Publicado por Emilio.Lopez @ 9:30  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios