Viernes, 16 de abril de 2010
El príncipe mató a la princesa y se casó con el dragón. No hace mucho tiempo, algo insólito en las tierras cercanas del Bosque del Tellópir. Este rumor saltó desde la cafetería , hasta el más avispado monologísta lo captó. Hubo hasta el más listo que se atrevió a defender la teoría de que era imposible que esto sucediera. Ya que como todo el mundo sabía ni principes ni princesas habían existido nunca. Hasta la autora anónima de "la filosofía de la mascara" se quedaba de piedra, quizá debería cambiar el título o romperlo a trocitos. Mientras en las redacciones de los diários dejaban atrás la valentía de una profesora, tras salvar a unos niños, para hablar de este hecho. Tan real como irreal. Hay quien dice que esta idea empezó desde un blog. Una de esas verdades que siempre suelta internet. Después del sarao montado hasta la doctora Johanaas Schielberg no sabrá si esta fábula empezó bien o mal, pero la verdad es que todos fueron perdices y comieron felices.

Publicado por Emilio.Lopez @ 12:46  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios