Viernes, 03 de septiembre de 2010

Ayer iba con un amigo por el metro de Barcelona, en la parada de Maragall más concretamente, y un señor mayor estaba en el suelo junto a otro. Mi primer pensamiento como el de los otros pasajeros fue pasar de largo pensando que era un beodo por la forma en la que iba vestido. Al poco rato me di cuenta de mi error y di media vuelta para ayudar un poco.

Esa primera impresión de: "es un beodo" o "yo tengo cosas más importantes que hacer" por poner dos ejemplos, no es humana y es muy despreciable. Estoy convencido al 100% de que si se hubiera tratado de alguna persona famosa como un presentador o una modelo o cantante, la primera impresión que hubiera tenido tanto yo como los demás pasajeros sería la de echarle una mano. Es una vergüenza el pensamiento que tuve. Tendríamos que darnos cuenta de que a una persona accidentada hay que socorrerla, en la medida de lo posible, como seres humanos que somos todos.


Publicado por Emilio.Lopez @ 9:56  | Opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios