Jueves, 16 de febrero de 2012
La operación era bien sencilla poner unos detonadores en el paso del puente por la noche. Y volver con el helicóptero . Según los informes era una zona poco vigilada pero bastante alejada de nuestra zona de operaciones. Íbamos con el helicóptero sino recuerdo mal por una extensa llanura cerca de estas montañas de las que me encuentro ahora. Pasadas las montañas había un río siguiendo el curso de este nos entrábamos el puente ha destruir. Aún no habiendo pasado las montañas el piloto chilló, un proyectil paso cerca de nuestro helicóptero rápidamente yo(estaba muy cerca de la puerta) me puse el paracaídas y salte y mi compañero tambiín pudo el piloto y los otros dos compañeros e quedaron a tras. Yu-Sho murió en el acto. Al aterrizar volvimos a por los restos del helicóptero, algo muy peligroso por el enemigo iba hacer lo mismo. Igualmente nos aventuramos. Allí vimos una escena dantesca Yu- Sho(el piloto) estaba muerto , se oían voces agonizantes dentro del vehículo. Seguramente eran los hermanos Otomo. Kobashiki más intrépido que yo me comento con señas que bajaría en la búsqueda de ellos y que yo me quedara aquí vigilando. Y estuve 20 minutos a la que al rato oí unos disparos dentro del helicóptero . Kobashiki salió llorando del sitio. Rápidamente lo seguí fuimos por la montaña hasta que encontramos un buen escondite para pasar la noche. Era como un recodo cóncavo por el centro , bien tapado por los árboles. Esa noche nos abstuvimos de encender cualquier fogata. Mi compañero sacó un libro de lecciones de Buda. Yo en cambio al no ser creyente miré el cielo me acorde de mi madre y mi amada. En esos momentos es de lo que yo me acorde. A la mañana siguiente decimos finalizar la operación no teníamos radio ni nada para poder comunicarnos con el frente. Así que decidimos ir al pueblo cercano que indicaba el mapa. Después de refrescarnos en el río. Fuimos rumbo al puente , era muy peligroso por que el terreno era muy abierto a una emboscada o a que no abatieran con los aviones. A una hora ya visualizamos el puente indicado. Nos paramos raudamente en un pequeño bosque que había. Desde allí y con unos prismáticos visualizamos el terreno. no había ninguna señal de peligro. No pusimos en el agua y nos dirigimos al objetivo. Una vez llegados colocamos los detonadores, luego en el bosque ese los detonaríamos. Al llegar al bosque pulsamos el botón y hicimos estallar en mil pedazos el puente. Según el mapa teníamos que volver a cruzar la montaña y dirigirnos al norte donde había una población que se dedicaba al cultivo de arroz. Seguimos rumbo a nuestro destino.
Publicado por Emilio.Lopez @ 10:06  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios