Martes, 26 de junio de 2012

Ella llegó a la conclusión que había un diós y le llamó el escritor.Todos los demás se quedaron atónitos. Su hermana pensaba que estaba blasfemando. Su marido se hecho a reír. Que ingenua- le dijo -y que infantil.

Los demás continuaron a carcajada.

No me lo creo - dijo ella, a lo que continuó- que todos nuestros pensamientos..a la conclusión a la que he llegado. Que sea rubia bajita. Me me haya casado contigo , que mi madre se haya muerto de un ataque al corazón. Que haya guerras desgracias, alegría en este mundo se debe que detrás de todo esto esta el escritor.

Su padre le dijo "vamos hija tomate la sopa" . "Y tu sarcasmo padre. También es de él". Y por que os preguntareis para incitar la lectura de lectores que se pasan a leer sus historias. Y esta es una de ellas. Su marido dijo- Por favor para ya, esto no tiene gracia.

-Teneis miedo eh? Si el quisiese nuestra existencia podría acabar ahora mismo o continuar. Ya que el tiene el poder. Si quiere puede hacer que aparezca un caballo o que llamen a la puerta o que se ponga a llover... "Ay hermana"- le dijo esta. Con sarcasmo le dijo su padre "-que pruebas tienes?".

Contestó rápidamente. 

"-Ahora mismo no te puedo decir :que hice ayer o antes de ayer pero te puedo decir lo que hicistes tu. A parte de los 0 y 1 que aparecen en la ciudad a dias alternos". "-No continues fuímos con el coche al pueblo a ver a los tíos, hermana por favor que te sucede." -Su hermana estaba preocupada, ya que tenía miedo que ella tuviera razon. "Su mera existencia se ramificaba en los deseos de sus dios el escritor?" Se preguntaban todos. Era verdad los pensamientos lo que habian hecho su nacimiento les aparecía en sus mentes como una nada. La nada era lo que les  venia en la cabeza. Estaban comiendo en casa felizmente y la hija menor había soltado todo aquel discurso. Que eran meras marionetas de un escritor que el momento que el quisiera sus historia no tendrían la más mera importancia. Hasta que un lector se cansara de leer. Esta era la vitalidad de estos cuatro personajes.  De repente se hecho a llover, un caballo apareció en el comedor con un 0 y un 1 pintado en su cuerpo y llamaron a la puerta. 


Publicado por Emilio.Lopez @ 18:10  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios