Domingo, 15 de julio de 2012

 Es cierto Begoña estaba alterada, por el trabajo, como muchas veces se estresa.  Al llegar, como siempre, ya es de noche y tiene que acostar  al niño. Raúl siempre le pide que le explique un cuento. A ella no le falta imaginación. Total que empezó explayarse con su cuento de un vagón de metro de la L1 36 personas sentadas y 30 de pie. La gran mayoría de jovenes sentados apostrados. La educación ese era la.. . Però Raúl estaba impaciente y cada dos por tres la interrumpía. Lo quieren saber todo: el por qué de todo aunque sea una fantasía un cuento, quieren aprender y saber. Y entonces Begoña le chilló.

- A dónde quieres llegar Manolo que te conozco- su madre le conocía . Sabía que todo esto era una breve introducción. Por que estaban otra vez enfadados Begoña y él. Cogió el diario y se le resbaló a Manolo y rompieron a reír.

Se oyó un -Corten!!- de fondo. El productor se les encaró -"Es una escena muy facil. Por favor coges el periodico y le das un coscorró a la cabeza. Acuerdate, que aún nos faltan por grabar más escenas. Luego siempre os quejaís si hacemos toma mala o... Desde lejos la actriz que interpretaba a Begoña los veia les daba pena. Ese productor se las iba de muy listo, el director solo pasaba para las escenas más emocionantes. Los tres guionistas tambien estaban hasta las narices de éste. Por lo que ella tenia entendido era el hermano de...

Sandra ya estaba roncando en la cama.  Pablo sabía que a su hija le gustaban esos cuentos rebuscados. Ahora le tocaba a el dormir que mañana tenia otra entrevista de trabajo.


Publicado por Emilio.Lopez @ 11:55  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios