Jueves, 02 de agosto de 2012

 

Señora tranquila que no muerdo. Ella coge a su hija entre brazos como si fuera un ladrón o a un peor un asesino. Y hay muchos de ellos que van con traje y con corbata. Y hasta salen por la tele y a usted y a su hija seguramente se les cae la baba o les ríe sus gracias. Mientras por la espalda el sujeto delinca. Esta señora ,que tiene amarrada a su niña, seguramente pide una mejor democracia y una mejora para su calidad de sus hijas , sus hijos, sus familiares. En estos tiempos que corren. Pero a mi señora usted me mira como un animal, como un desposeído y eso tampoco es. Todo eso no se lo puedo decir por que estoy pidiendo dinero en el vagón del metro. y tampoco es un sitio muy bonito para ir discutiendo. Aunque no me den dinero soy un ser humano y no hace falta que me echen esas miradas o que tengan miedo. Soy un ser humano que pasa hambre.


Publicado por Emilio.Lopez @ 19:18  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios