Domingo, 25 de marzo de 2018

Cuando el silencio se apodera de la gente, cuando hay una real represión de un estado que sé esta volviendo mayoritario: significa que la democracia en aquel estado ha muerto. Cuando la sincera crítica es callada por posibles querellas judiciales, cuando la música, los artistas, la gente ha de intentar no herir sensibilidades, amigo lector España es un país dictatorial. Seguramente no como los de antes pero donde la libertad de expresión es perseguida. Y cuando la gente intelectual calla, no dice nada, solo únicos tweets que sonrojarían a cualquier revolucionario social del XX. Que puede pasar? Dos caminos veo yo: Que la gente se alce para imponerse a esta injusticia o seguir diciendo que sí a todo, con esa felicidad de libertad tirana que nos brinda la justicia española.


Publicado por Emilio.Lopez @ 10:40  | Opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios