Jueves, 07 de febrero de 2019

A los grandes ladrones ahora les acompañan los pederastas, los violadores y los maltratadores. Penas irrisorias, declaraciones para vomitar a la cara a ese impresentable y jóvenes que copian a la manada (gente que deberían haber muerto al nacer). El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol debería ser desterrado de su profesión y país, y humillado por todos. Los ladrones del PP, PSOE, tarjetas de Bankia y no sé cuantas siglas y nombres más, deberían de perder todo su capital y darlo al estado. Aparte de estar encerrados de por vida. Ese dinero debería repercutir a los pensionistas (de prestaciones bajas) y a la gente que a día de hoy tiene que pagar una hipoteca y no tiene como pagarla. A los de la manada y demás violadores se les debería realizar una operación testicular (cortarles las partes) con anestesia y encerrarlos de por vida. Todo maltratador debería estar encerrado en la cárcel de por vida también. La gente que suele rehabilitarse en prisión suele ser por delitos menos graves.



Publicado por Emilio.Lopez @ 8:42  | Opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios