Domingo, 24 de marzo de 2019

Los políticos siempre hablan del pueblo. Los medios también. Los altos cargos religiosos también. Los líderes de cualquier ideología o movimiento social también. Tan bueno es el pueblo? No. El pueblo se equivoca también. Hace daño. Toma malas decisiones. Tenemos varios ejemplos. Los militares apoyando cualquier contienda sin preguntarse lo mas mínimo si es ético o no. Mariano Rajoy. Aceptar toda la Constitución sin preguntarse si es bueno o no. Seguir las leyes a rajatabla como un robot sin realizar cuestiones morales de lo que es correcto o no. El apoyo incondicional que tiene el fútbol actual. Tener una defensa exagerada del veganismo. Tener una visión exagerada de la libertad de expresión. Tener una visión exagerada de España. Tener una visión exagerada de Cataluña. Pensar que votar a un partido cada cuatro años solucionará las cosas. Ayudar a los bancos y olvidarse de la gente. Desatender los deberes como persona democrática porque los políticos son todos iguales. Mirar para otro lado ante las desgracias en el mundo. Y un largo etcétera. La democracia con sufragio universal es mala, por lo tanto es mejor un sufragio censatario? Menos aún, ya se probó y eso es peor. Entonces? El pueblo es la voz de la mayoría de la gente y como tal se puede equivocar. No siempre tiene razón. Nos tenemos que cuestionar si el pueblo se equivoca y hay que decirlo si lo vemos con argumentos sólidos. La gente se enfadará claro, a nadie le gusta que le digan que se equivoca. Pero hay que reconocerlo, como pueblo hacemos cosas mal. Y hay que madurar, aceptarlo e intentar realizar acciones para que se hagan las cosas mejor. Por ejemplo, no ir a votar en una democracia es un derecho. Pero es un derecho que te estás quitando. Estás dando opción a otras formaciones a tener un porcentaje más alto de votos. Así dejas que los poderes económicos se rían de ti. No lo aceptes. Lucha por lo tuyo. Es que paso de manifestarme, que gano con ello? De 2008 a 2014 hubo una crisis devastadora. Aún hoy en día se ven sus consecuencias. Trabajos precarios mal pagados por ejemplo. No hagas nada, pero en la próxima crisis económica crees que el poderoso multimillonario se va a poner triste? No. La banca gana señores. Por lo tanto el pueblo se equivoca como cualquier individuo, y eso hay que aceptarlo.


Publicado por Emilio.Lopez @ 8:05  | Opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios