Mi?rcoles, 21 de agosto de 2019

La mujer de recepción del hotel avisó al electricista de mantenimiento:

- Un cliente a llamado y dice que tiene problemas con la luz.

Así que raudamente él subió. Picó a la puerta y al entrar olió un perfume de hombre. Como si lo hubieran preparado para una velada romántica. Se dirigió al cliente y este le dijo -No funciona la luz. Al acercarse divisó dos cervezas "Heineken" al lado del aparato. Pensó "Quiere seducirme?". Miró y comprobó que la luz de la lampara funcionaba correctamente. Le dijo:

-Señor funciona correctamente. Lo único que a de darle a este interruptor.

-Pensaba que lo había estropeado - contestó aliviado el cliente.

-No, no funciona así. Es raro pero cuando se instaló el cableado se hizo así. Desea algo más? - le dijo el electricista.

No, no ya esta puede marcharse. El electricista se fue extrañado de la habitación pensando que le iba a ofrecer una "Heineken".

10 minutos antes de este suceso. Nuestro cliente fue al baño y colocó perfume para que no oliera tan mal. Luego en el "minibar" quitó las dos "Heineken" que había y puso una botella de agua, ya que ésta no cabía. Luego intentó que el enchufe funcionara y no lo consiguió por lo que llamó a la recepción.


Publicado por Emilio.Lopez @ 10:58  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios