Domingo, 20 de septiembre de 2020


En estos tiempos que corren y aún recuerdo cuando en el 2020 me empecé a escribirle cartas en papel a mi abuela. Siempre le llamaba SilthNia por que me hacía gracia que con su edad siguiera los vídeos de Silithur i Lakshart Nia(gamers de aquella época). Se reía viendolos jugar al Among Us y al Fall Guys. Me hacía gracia debido a su avanzada edad viera cosas tan trending. Actualmente ya no se usa esta palabra. Esta es una que le envie yo y su respuesta:

Querida abuela SilthNia;

Mis amigos no se creen que tú veas los vídeos de Fall Guys. Dicen que tengo a la abuela más enrollada. Hecho de menos tus pastelillos
y tus cuentos. Espero que no te sientas tan sola en la residencia. Espero que te cuiden muy bien y sigue con tu espíritu tan jovial y alegre.

Tu nitini

PokeChala

PokeChala que nombres te pones y me pones. La enfermera siempre se ríe con tus nombres y apodos. Te llamas Elena un nombre muy bonito. No lo olvides querida.
Ya tengo ganas de salir y verte. Verte sonreír y comer esos pastelillos que tanto te gustan. Me siento sola y los recuerdos de tu abuelo y mi juventud me vienen a cuenta gotas.
Ya eres mayor no eres una niñita y me gustaría abrirme a ti con mis recuerdos en el amor y el sexo(no te sonrojes). Para que no caigas locamente enamorada de algún vividor.

Sebas

Hará unos días, después de ver la partida del juego que llamáis fal gais. Pues me puse a ponerme guapa en el tocador. Saque el peine y entonces me acordé de él.
Eran otros tiempos pero aunque fueran otros, yo pase miedo. Tenía 13 u 14 años y en aquel entonces, no como ahora. En el grupo de amigos, a escondidas de nuestros padres jugábamos a los amoríos.
Ya nos habíamos dado besicos y morreos. Las parejas estaban decididas. Excepto yo, que no lo tenía muy claro con Sebas. Era muy guapo y arreglado. Un insolente que
nos hacía reír a todas. En aquel entonces se había fijado en tu abuela Sili. Cuando nos separamos antes de darme besos siempre cogía la pinta del tocador y me peinaba como una muñeca.
Me hacía daño mucho DAÑO. Siempre pensaba que:él no se daba cuenta, que tonta y joven era. Luego estaban los besos. Besaba profundo y hondo. Besaba muy bien. La verdad no sé cómo lo hacía.
La lengua la trabaja muy bien y junto con sus labios me olvidaba de ese daño con el peine. Esto fue días tras días. Hasta que pasadas unas semanas me planté: - Sebas que coño haces con el peine.
Aún recuerdo esa mirada. Una mirada de hielo una mirada que no decía ni expresaba nada de nada. Se acercó con el peine y con rabia me hizo más y más daño. Llore chille grite. Oí un PUM
Unos ruidos. Me quedé tonta con lágrimas en los ojos y estirada en la cama. Llena de lágrimas y llena de impotencia. Luego Luisa, Juan y cuatro amigos, que no recuerdo el nombre me llevaron a tomar unos helados. Sebas lo expulsaron del grupo.

No paso nada más tranquila. Pero me siento tan sola, que quería expresar este recuerdo contigo Elena. Tengo más recuerdos felices. Pero no quiero que te hagan daño. Quiero que mis recuerdos
te sirvan en un futuro para defenderte. Veo que la vosotros sois muy listos para algunas cosas pero para otras muy tontos.

Te envío una foto que me he sacado con la enfermera

Tu SilizNia

Marta


Publicado por Emilio.Lopez @ 14:22  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios